Ha pasado algo especial esta noche… (2)

La primera parte aquí: Ha pasado algo especial esta noche… (1)
———————

Estábamos charlando sentados en un sillón: Elena pegada a la pared, Luis en el medio y yo en el otro lado. Y enfrente de nosotros en una silla estaba mi amiga. Justo se acababan de despedir dos o tres de los otros amigos.

Y pensé que con ella tan lejos (Luis en medio entre nosotros) era imposible. Total que la noche pintaba como que se iba a terminar así, sin volver a hablar con Elena, sin jugar, sin bromear, sin emoción, sin seducción…

Pero entonces, justo Elena se levantó y se fue al cuarto de baño. Y al poco rato volvió y en vez de sentarse en su antiguo sitio, se sentó junto a mí, muy cerca… y además, me puso el brazo rodeando el cuello

De repente me quedé bloqueado… “Se ha sentado a MI lado y me ha puesto el brazo alrededor del cuello, ¡pero si no nos hemos tocado en toda la noche! ¡Qué confianza! Qué directa la chica…” yo encantado, pero aún así, decidí no tocarla, no devolverle el contacto físico. No ir tan rápido, ser más discreto delante de Luis…

Ella quitó el brazo de mi cuello y entonces se sentó frente a mí y de todos los sitios donde podía ponerlos, justo puso sus pies entre los míos, rozándolos… me daba cuenta perfectamente de lo evidente que era todo esto…

Ahora estábamos los dos chicos enfrente de las dos chicas. Y entonces nos pusimos a hablar ella y yo, mientras mi amiga y Luis se sumieron en su propia conversación. Bromeamos con algunas tonterías, nada serio. Elena me tocaba todo el rato la muñeca mientras hablaba conmigo y me miraba diferente y me sonreía bastante. Cada vez había más complicidad.


Ella: Ha tenido que pasar algo especial para que me quede esta noche… normalmente ya me habría ido a casa…

Yo: ¿Sí? ¿Qué ha pasado?

Ella: Nada…

Yo: En realidad no tiene que ocurrir nada maravilloso para que un día sea especial… cualquier día normal y corriente puede ser especial si tú eliges que lo sea…

Ella me seguía tocando la muñeca o el brazo al hablar conmigo y entonces yo empecé a suavemente a tocarle también el brazo y seguimos riéndonos y vacilando…

Ella: ¿Por qué no bebes nada?

Yo: No quiero nada, gracias.

Ella: Es que no tomas nada, y yo aquí con el gintonic… Me siento mal [culpable]…

Yo: Ya, será porque eres una borracha… 😉

Ella: Si sólo es mi segundo gintonic!!

Yo: Claro, el segundo aquí. Sin contar todo lo que has bebido antes en la plaza… jajajaja 😀

Ella: Puffff ¿qué vas, del típico ángel que está en el hombro que te dice todo el rato lo que estás haciendo mal y lo bueno?… 😀 (con mirada desafiante)

Yo: Jajajaja bueno, yo no digo nada, si te sientes mal, será tu conciencia, tú sabrás… 😉

Ella: Sí, aquí vas ahora de bueno, pero seguro que no lo eres tanto… seguro que el viernes eres más malo!!! (sonrisa traviesa)

Yo: Bueno, eso no te lo voy a decir yo, tendrás que averiguarlo… 😉 quizás algún viernes lo sepas… ¿pero es que no ves mi aureola de santidad? 😀

Ella: Jajajaja… Anda, no te hagas el bueno, que tienes unas pintas de malo… a mí no me la cuelas! Toma, bebe un poco de mi copa…

(Pruebo un poco)

Yo: Tú tampoco te quedas corta, también tienes una pinta de ser mala… seguro que tus colores preferidos son el rojo y el negro [antes habíamos jugado a la ruleta] y eres un vampiro de los que muerden… 😀

Ella: jajajaja ¿Cuántos años tienes?

Yo: ¿Cuántos me echas?

Ella: ¿25?

Yo: Caliente, caliente…

Ella: (se metió conmigo) Es que eres del sur, medio africano…

Yo: Jajajaja pues sí, lo soy… 🙂

Ella: ¡Noooo! No te rías, ¡yo quiero que te enfades!

Yo: Pues vas a tener que currártelo un poco más. Lo estás haciendo fatal…

Ella: Pues allí de donde tú eres, sois medio blablabla…

Yo: Jajajaja pues sí, lo somos! 😉

Ella: Argggg!! Es imposible que te enfades!! Es que das tan buen rollo que da mal rollo!! Pero enfádate!!! Además, es que no bebes, blablabla… 😀

Yo me reía y seguía tomándomelo todo a broma.
Y Elena decía…

Ella: Estoy un poco borracha… [que me sonó fingido, para jugar o desinhibirse sin preocupaciones]

Y terminamos en la puerta del local cuando cerraron. Luis estaba hablando con mi amiga, mientras Elena y yo nos echábamos miraditas… y sonrisas…

Y entonces nos despedimos todos. Y mientras Luis le daba dos besos a mi amiga y comentaban algo, por detrás de su espalda, me acerqué a Elena y le di dos besos bien dados en la cara y al mismo tiempo un abrazo intenso y cariñoso. Entonces nos separamos del abrazo, todo sin que Luis lo viera, y a los dos segundos, ella se me acercó otra vez y me dio otro abrazo… sin venir a cuento… 🙂

Y por si acaso a Luis le gustaba ella, solamente le susurré a Elena:

Yo: A ver si nos vemos pronto… 😉

Ella sonrió y dijo que sí…

Y no me paré a pedirle teléfono ni nada. Así que nos marchamos mi amiga y yo por nuestro lado, y Elena y Luis por el suyo… y espero algún día pronto volver a encontrar a la sexy Elena y repetir, que volvamos a hacer que pase algo más especial todavía… 😉


Y no sé si habréis pillado todas las indirectas que me lanzó Elena… pero cuando después le dije a mi amiga:

Yo: “Le gusto a Elena…”

Y le conté nuestra conversación, el astuto movimiento de ir al WC para luego sentarse a mi lado, su brazo en mi cuello, tocarme todo el rato la muñeca, el segundo abrazo que me dio ella… lo único que me dijo mi amiga fue…

Amiga: “Ufff, tengo que tener cuidado cuando hablo con un chico, porque sólo por hablar ya os créeis que me gusta!!!”

Aunque sí que reconoció:

Amiga: “Bueno, sí… el abrazo ese fue muyyyyyy cariñoso, me quedé un poco asombrada! Menos mal que Luis estaba de espaldas y no lo vio!”

Eso fue todo lo que vio mi amiga, vamos que no se enteró de nada… jejejeje 😛

* * * * *

Seguro que tú también recuerdas algún momento con una chica que haya sido especial, un instante, reciente o pasado, en el que disfrutaste amorosamente con una chica… puedes compartirlo con nosotros, ¡qué buenos son esos momentos!



Posts relacionados:
Seducir es fácil
Flirtear. Comunicación indirecta
Di tu verdad. Un susurro atrevido: “Quiero besarte esta noche”
Amores que duran una mirada
Miradas en el metro

Anuncios

5 Responses to Ha pasado algo especial esta noche… (2)

  1. James, leyendo tu historia, ¡qué lástima lo de Luis y no saber si iba detrás de Elena y que tuvieras que contenerte!

    Yo también tengo la mala costumbre de ser demasiado “correcto” en esas situaciones, tratando de no interrumpir nada, pero últimamente estoy comenzando a ver las cosas de otra manera.

    Me explico…

    Poniéndonos en el lugar contrario. Si tú tienes interés en una chica (Elena), y llega un chico nuevo esa noche (Luis), y ella se va descaradamente a por él (como fue a por ti), ¡qué culpa tiene ese chico! 🙂

    Aunque él decidiera no hacer nada con la chica, por respeto a ti, ¿ella se liaría contigo? No lo creo, pues dejó claro con sus actos que le gustaba él, aunque éste se contuviera, con la intención de no interrumpir nada. Pero en realidad, no estaba interrumpiendo nada, a la chica le gustaba ese chico, no tú. No por contenerse habría cambiado nada

    Por otro lado, si habláramos de respeto hacia los amigos, ¿no sería una falta de respeto de Luis hacia ti, el no aceptar que a Elena le gustaste tú, y no él? Eso es respeto…

    Por eso, como aplica sabiamente un amigo en estas situaciones:

    Chica que se le acerca y le gusta, chica que no se piensa un segundo en liarse con ella. Su lema es:

    ¡Pa que se jodan tres (Elena, Luis y tú, acabando los tres en casa solos), que se joda uno! (Luis)

    ¡That’s Life! 🙂

  2. James Bond dice:

    Jajajaja Un gran lema! 😉 “¡Pa que se jodan tres (Elena, Luis y tú, acabando los tres en casa solos), que se joda uno! (Luis)” Y estoy de acuerdo… de hecho, me recuerdas a otra historia en la que sí que apliqué ese lema, ya la contaré… jeje

    Pero tienes razón, lo veo igual que tú: si a ella le gusta otro chico (y no soy yo), ella es libre y todo lo que puedo hacer es aceptarlo y dejar que ella haga lo que disfruta… (¿quién soy yo para evitarlo? mejor seguir mi vida y ni perder mi tiempo, ni hacérselo perder a ella)

    “si habláramos de respeto hacia los amigos, ¿no sería una falta de respeto de Luis hacia ti, el no aceptar que a Elena le gustaste tú, y no él? Eso es respeto…”

    Aunque la experiencia, desafortunadamente, me ha enseñado que la gente no es capaz de aceptarlo y luego las cosas terminan con enfados, celos, ego y mal… Esto en realidad es SU problema pero yo prefiero ser “bueno” y contenerme, suelo optar por ser discreto… En cuántas ocasiones he deseado llevar en el bolsillo trasero del pantalón tarjetas de visita con mi móvil para deslizársela disimuladamente en estos casos!… jajajajaja 😀

    Lo peor de todo es que quizás todo son suposiciones y él no tiene nada de nada, ni pretende, con ella… jeje

    Pero igualmente, elegí esa decisión y me siento bien con lo que hice y con lo mucho disfrutado con ella… en el riesgo está el placer, podría ser que no vuelva a saber de ella, pero estoy totalmente seguro de que volveremos a vernos pronto… 😎

  3. Esta historia me resulta muy familiar, muy recientemente me pasó lo mismo con la chica muy muy mona de la que estaba colgado un amigo mio y pasaba de el.
    Acabé usando tu lema pero con la creencia en la cabeza de: partiendo del punto de que pasa de ti, deberías agradecer que este conmigo y no con otro, pues sabes que la voy a tratar bien y soy de fiar.
    Al final mi amigo acabó enfadandose conmigo, pero es una tonteria, se solucionará rápido, palabra 😉 .
    Baila el momento 😀

  4. James Bond dice:

    Diego Carranza, si ella no quería nada con tu amigo, por mucho que él haga, no va a poder cambiar esos sentimientos. Un buen amigo debería hacerse a un lado y dejar que los dos disfruten y estén felices. Pero hace falta tener mucha humildad y ser muy simple. La mayoría de gente siente un ataque a su ego y no lo aceptan. Esperemos que a tu amigo se le pase el caltentón y se solucione 😉

    A mí también me pasó algo parecido con una chica y un amigo. Él acabó enfadado, aunque medio lo arreglamos, pero terminó regular…

  5. le saint sunn dice:

    por ser siempre ‘muy respetuoso’ he rechazado a chicas que me encantaban. me acuerdo de una chica que me gustaba mucho, y un día tomando unas copas me dijo que había empezado a salir con un chico de fuera, en la ciudad donde estudiaba, desde hacía una semana. esta misma chica me entró más tarde en un pub muy delicadamente y yo muy dedicadamente me aparté. historias de estas tengo unas cuantas. muchas veces el exceso de respeto rozó la estupidez. en este ejemplo no conocía al chico en cuestión. si vuelve a ser hoy, no me apartaría.

    cada vez me he vuelto más pragmático. cuando a varios amigos nos gusta la misma chica y la conocemos el mismo día, yo siempre les digo -entre bomberos sin pisarnos la manguera (fair play :P) pero para el que se la ligue. en el sentido de que de nada sirve que uno llegue y diga -esta chica para mí, si igual no tiene ninguna posibilidad y su amigo sí.

    por ejemplo si un amigo entra a un grupo/chica y se lo curra, lo respeto y no intento nada. pero si un amigo me dice me encanta esa chica y no hace nada al respecto es distinto. aunque al final acabo siendo muy respetuoso. en tu caso James con Luis, yo creo que hubiera acabado haciendo lo mismo si Luis fuera un buen amigo y si el me hubiera dicho que le gustaba Elena. Otra cosa es que hay amigos a los que ‘les gusta Elena, les gusta Pepa, les gusta la Pantoja, y hasta la Maria Teresa Campos’ con lo que si te guías por eso no puedes hablar con ninguna. Si el amigo le gusta Elena, pero no le he oido hablar de otras chicas y siempre me está hablando de Elena, lo respeto totalmente.

    no se, es un tema pelín peliagudo. con respecto a lo de no pedirle teléfono, ni contacto después de haberlo pasado y conectado muy bien juntos; es arriesgado (su atención es limitada y aunque fue especial puede tener en su circulo más cosas especiales). pero también puede funcionar MUY bien, porque ella se queda pensando que como no le pediste el móvil, ni nada y le entra el temor de perder algo ‘especial’ e interesante para su vida. así empezé con mi exnovia. después de una velada en la que la conocí inesperadamente y de pasarlo MUY bien durante un rato (menos de dos horas) sin entrarla ni nada, nos despedimos le di dos besos y muy agradable pero no le pedí móvil, ni le dije a ver si nos vemos otro día, ni nada. al cabo de unos días a través de una amiga común nos reunimos mi amiga,su novio, ella y yo.

    feliz día y comienzo de semana a todos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: