Ha pasado algo especial esta noche… (1)


La luna brillaba alta en el cielo y yo me dirigía andando con una gran amiga de toda la vida hacia la plaza donde ella había quedado con Luis y más gente.

Cuando llegamos, estaban terminando de tomar unas copas. Nos presentaron a varias personas que no conocíamos. Y el sitio cerró, así que salimos y nos paramos en la plaza a hablar y decidir dónde continuar la noche.

Elena era una morena increíble, una de las chicas que venía con ellos: era sexy, salvaje, atrevida, deliciosa y me daba mucha curiosidad… pero en realidad me imponía un poco, parecía mayor que yo, con mucho carácter y yo estaba muy cansado y sin ganas. Así que al principio no hablé con ella, a pesar de que me atraía muchísimo y quería conocerla.

Quedamos en ir a un bar de cocktails muy bueno, y entonces la mitad del grupo se marchó de la plaza hacia allí por su lado, mientras mi amiga y yo nos fuimos con Luis, Elena y otra chica, Pilar.

La primera misión de la noche fue encontrar el coche de Elena, ya que ella no conocía la zona y no se acordaba bien de dónde había aparcado.

Estábamos andando Elena y yo delante (Luis con las otras dos chicas unos metros más atrás), era el momento de animarme y divertirnos y conocerla. Cuando pasamos por delante de un escaparate de una tienda de dulces y golosinas ella dijo:


Ella: “Sí!!! Recuerdo este escaparate!!! Vamos bien por aquí!!!”

Ella: “Esta pequeña plaza también la vi antes!!! Es por aquí!!! jeje”

Así que esa era nuestra “fiable” forma de guiarnos… jaja Obviamente, en ese momento tan divertido, aproveché la ocasión para jugar con ella, reírme y meterme un poco con ella. Y unos metros más alante le dije:

Yo: “No me puedo creer que vayas tan borracha, que no te acuerdes de donde está tu coche…”

Yo: “¿Y esa bolsa de plástico tirada en el suelo también te suena?” 😉

Yo: “Elena, ¿cómo está la casa, recta o torcida?” 😛

Y empezamos a bromear y vacilar un poco. Ella se reía. Y finalmente, con el nombre de una calle que ella recordaba, y el GPS del iPhone, encontramos el coche.

Ella: “Bueno, os aviso que mi coche es súper pequeño, un poco viejo, y puede ser que esté hecho un asco y un poco desordenado por dentro…”

Yo: “Pero seguro que tú no tienes nada que ver… seguro que tú lo dejaste ‘perfectamente’ antes de aparcar… ¿no?” 😛

Entramos en el coche y lo primero que dijimos Luis y yo fue:

“Ahhhh!!! UNA SERPIENTE!!!! Aquí hay de todo!!!! jajajaja” 😀

Elena: jajajaja Si encontráis algo, ponedlo para atrás y ya está.

Estábamos realmente muy apretados Luis y yo atrás con una de las chicas. Elena iba delante conduciendo con mi amiga.

Ella: “¿Qué tal vais? ¿Muy apretujados? Ya sé que no es un cochazo pero…”

Luis y yo: “Nooo, pero qué dices!!!!! Vamos genial!!!!”

“Es súper cómoda esta limusina!!!!! No te preocupes, vamos como reyes…” 😉

Después del lío de encontrar el coche, una vez dentro, tuvimos que orientarnos para poder salir desde esas calles a una avenida principal. Y al poco rato llegamos hasta la puerta del sitio. Al aparcar, Elena hizo cuatro intentos.

Yo: “Elena… te voy a ser sincero… la primera vez lo aparcaste genial, la segunda un poco peor, la tercera peor todavía y ahora la última, la peor de todas…” 😀


Ella se reía y seguíamos bromeando.

Entramos en el bar y nuestros amigos ya llevaban un rato allí, así que le eché la culpa cariñosamente a la conductora, por no saber donde tenía el coche. Todos pidieron las bebidas y entonces me quedé hablando con Pilar, una de las chicas de nuestro coche. Y hablamos mucho tiempo, aunque yo quería estar con Elena…

Hasta que se empezó a retirar la gente para ir a dormir porque al día siguiente tocaba trabajar. Y pasamos de estar unos diez a finalmente sólo quedar cuatro: Elena y Luis, mi amiga y yo. Habíamos estado quizás una o dos horas en el bar y yo casi no había hablado nada con Elena.

Además, al irse todos menos ellos dos, mi cabeza hizo una suposición rápida y asumí:

  • “Okey, Elena está aquí porque le gusta Luis. Han venido juntos, se conocen de antes, y tal vez hay algo entre ellos”.

A mí me atraía muchísimo Elena. Pero Luis y Elena… no sabía nada de si ella era su ligue o sólo una amiga o si él estaba intentando algo con ella. Y yo no quería estropearle nada a Luis, ni ponerme a ligar con Elena si a él le gustaba ella, y menos sabiendo que es un buen amigo de mi amiga.

Pero entonces pasó algo inesperado que lo cambió todo…



Continúa en la 2ª parte… Ha pasado algo especial esta noche… (2)



Posts relacionados:
Seducir es fácil
¿Seguro que no tienes posibilidades?
Hay algo mágico en él…
Divertido y juguetón
La magia de DISFRUTAR

Anuncios

8 Responses to Ha pasado algo especial esta noche… (1)

  1. Pablo Jalil dice:

    NOOO, queremos la segundaa 😀

  2. Chan.chan-chan! qué bueno! qué ocurrirá en la segunda parte…!

    Me ha encantado lo de “UNA SERPIENTE” jeje, qué exageraos! 😉

  3. Blödgharm dice:

    Jajajajajajaja, nos dejas con todo el suspense…
    ¡Queremos la segunda! 😀

  4. James Bond dice:

    Jajajjajaja! Paciencia, la segunda viene muy pronto!! 😉

  5. sunn le saint dice:

    ‘eso no se vale’!cachi en la mar!

    cuidado con el karma, a ver si la próxima vez que veas a Elena y después de un rato de calentamiento ella se te va a acercar a los labios y decirte sugerentemente -CONTINUARÁ…. jejejejejee como castigo kármico por habernos tenido en suspense jejejejeje ;P

  6. Ronn Du dice:

    JB recien conozco tu pagina, m nknto la historia muy divertida… m doyu cuenta q utilizaste algunos negas con Elena por la historia ella comenzo a justificarse o calificarse y asi te dio Idis… y x tu interaccion asumo q ella se fijio en ti + q en tu amigo… dime si mi analisis es correcto?

  7. James Bond dice:

    sunn le saint, jajajajjaja me ha encantado lo del “castigo kármico” de que Elena se me acerque a los labios y me diga sugerentemente -CONTINUARÁ…. lo que me he reído!!!! 😀

  8. James Bond dice:

    Ronn du, bienvenido!!!

    La forma de ver la seducción en esta web es diferente y todo se resume a: ser auténtico, ser tú mismo sin reprimirte, divertirte haciendo disfrutar, compartiendo, maximizando su experiencia contigo y la tuya con ella… nada de pensar sólo sentir…

    No usé ninguna técnica, sólo disfruté y salió solo lo que yo sentía en cada momento.

    No usé negas, me metí con ella bromeando con ella y riéndonos los dos. Ella no se justificó ni se calificó, ni tampoco me dio Idis… todo eso son “términos” de la industria del ligue, muy usados por algunos “gurús” y mejor tener un poco de cuidado con eso.

    Lee más aquí:

    Nuestro yo atractivo
    ¿Cómo gustarle a una chica?
    Seducir es fácil
    Di tu verdad. Un susurro atrevido: “Quiero besarte esta noche”

    Un saludo y que disfrutes la web! 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: