Fuego en las palabras

Hace dos mil años, el poeta Ovidio escribió “El Arte de Amar”, sobre cómo conseguir el Amor y cómo mantenerlo. Es fascinante ver que los mismos principios prácticamente apenas han cambiado. Aunque todavía muchos siguen complicándolo más de la cuenta…

He recopilado un resumen con algunas de las mejores partes, que hablan sobre tener confianza en ti, actitud positiva y ganadora, ser atrevido y ser un amante apasionado…

Hay quien habla de la labia, del poder de las palabras, del venenoso lenguaje de los seductores y algunos dicen que “a las mujeres se les conquista por el oído”. Es cierto. Lo importante no es lo que dices, sino COMO lo dices. Todos podemos tener “magia en las palabras”, si sientes de verdad la pasión y es ese fuego en tu corazón el que dirige tu lengua…
—————

Ovidio – El Arte de Amar

“Primeramente has de abrigar la certeza de que todas pueden ser conquistadas”

“Tanto las que acceden como las que rehúsan, gustan de ser solicitadas.”

“Ánimo, y no dudes que saldrás vencedor en todos los combates; entre mil apenas hallarás una que te resista; las que conceden y las que niegan se rego­cijan lo mismo al ser rogadas, y dado que te equivoques, la repulsa no te traerá ningún peligro.”

“Apresúrate; no te fíes de las horas venideras. El que hoy no está dispuesto, menos lo estará mañana.”

“El placer más seguro es el menos placentero”

“Cuando las mesas se levantan y los convidados se retiran, aprovecha las circunstancias del lugar y la confusión de la mul­titud para aproximarte a ella; mézclate entre la tur­ba, colócate sin sentir a su lado, pásale el brazo por el talle y toca su pie con el tuyo. Esta es la ocasión de abordarla; lejos de ti el agreste pudor; Venus [el Amor] y la Fortuna alientan siempre a los audaces.

No esperes que yo te dicte los preceptos de la elocuencia; rompe atrevido el silencio, y las frases espontáneas y felices acudirán a tus labios. Tienes que representar el papel de un amante y tus palabras han de quemar como el fuego que te devora.”


Como dice Ovidio, si rompes el silencio con atrevimiento y sintiéndote valioso, amas y dejas que salga lo que sientes en tu corazón, disfrutando, te vendrán las palabras que decir y sabrás qué hacer. Sigue tus sentimientos. Sigue tu intuición. Actúa y déjate llevar, porque el miedo es sólo una ilusión. Y no necesitas nada más, todo lo que necesitas ya lo tienes dentro de ti, está ahí, sólo tienes que sacarlo. Experimenta, prueba, descubre…



Frases de Don Juan de Marco:

Jamás me he aprovechado de ninguna dama. A las mujeres les doy placer, si ellas lo desean, intento que sea el placer más intenso que hayan experimentado jamás.

Hay ciertas mujeres, de rasgos hermosos, con una textura especial en el cabello y una bonita curva en la oreja, que se asemeja al surco de una concha. Dichas mujeres poseen unos dedos dotados de la misma fina sensibilidad que sus piernas y sus yemas tienen el mismo tacto que sus pies. Acariciarles los nudillos es como pasarles la mano por las rodillas y este contacto con la parte delicada del dedo es como acariciar suavemente el contorno de los muslos y por último…

Toda mujer es un misterio por resolver pero ninguna mujer le oculta nada a un amor verdadero.

El color de su piel nos indica como debemos proceder. Si poseé el tono de una rosa en primavera, suave y pálida, hay que acariciarla para abra sus pétalos con el ardor del sol. La piel pálida y pecosa de una pelirroja evoca la lujuria de una ola que rompe en la playa, removiendo lo que yace debajo y haciendo emerger el espumoso deleite del amor.



Aunque ninguna metáfora describe con justicia el hecho de hacer el amor con una mujer, la analogía más próxima sería la de tocar un instrumento musical poco común. Me pregunto si un violín stradivarius siente el arrebato del violinista cuando este extrae una sola nota perfecta de su corazón.

Todo verdadero amante sabe que el momento de mayor satisfacción viene cuando el éxtasis ha terminado y contempla ante sí la flor que se ha abierto bajo su experto tacto.

¿Nunca habéis conocido a una mujer que os inspire amarla hasta que todos vuestros sentidos se llenen de ella? Inhalándola, saboreándola, descubriendo en sus ojos a vuestros futuros hijos y comprendiendo que vuestro corazón por fin ha hallado un lugar. Vuestra vida empieza con ella y sin ella debe finalizar.

Pero ¿qué sabéis vos del amor? ¿Habéis amado a una mujer hasta conseguir que refutara leche como si acabara de dar a luz al mismo amor y tuviera que alimentarlo o reventar? ¿Habéis saboreado alguna vez a una mujer hasta hacerle creer que podría quedar satisfecha, solo consumiendo la lengua que le había devorado? ¿Alguna vez habéis amado a una mujer de modo tal, que el sonido de vuestra voz en su oído, provocara en su cuerpo un escalofrío y una explosión de placer de tal intensidad que solo el llanto pudiese aliviar?

Sentada en el mirador a la luz del Sol, los rayos brillantes del astro rey iluminaban sus cabellos. Estaba tan hermosa que al principio mi padre no podía creer lo que estaba viendo. Fue un auténtico flechazo.

Yo veo a esas mujeres como realmente son: ¡gloriosas, radiantes espectaculares y perfectas! Porque mi vista no se limita al horizonte.

Las mujeres reaccionan ante mí de tal modo, porque perciben que yo quiero extraer la belleza que albergan en su interior hasta que inunde todo lo demás. Es entonces cuando no pueden evitar el deseo de liberar esa belleza y envolverme con ella.

De repente tuve una revelación, el modo en que está hecho el cuerpo de una mujer, la manera en que responde el cuerpo de un hombre. El fuego que ardía en mis entrañas, el intenso deseo de fundirnos en un solo ser. Todo se concentró en un brillante destello.

En la vida sólo hay cuatro cuestiones importantes: ¿Qué es sagrado? ¿De qué está hecho el espíritu? ¿Por qué vale la pena vivir?… y ¿por qué vale la pena morir? Sólo existe una respuesta: el amor.

Cada vez que nos estrechábamos entre nuestros brazos el tiempo se detenía. Durante aquellos cuatro meses no existió el día ni la noche, solo mi amor y el suyo.

Su belleza no consistía en figuras y formas, sino que resplandecía desde el interior como una estrella.

Hay personas que no creen que una sola alma nacida en el cielo, pueda dividirse en dos espíritus gemelos y precipitarse como estrellas fugaces sobre la tierra por encima de océanos y continentes donde sus fuerzas magnéticas acabarán uniéndose de nuevo en un solo ser. ¿De qué otra forma se puede explicar un flechazo?

Yo sufro de un romanticismo que resulta completamente incurable… y lo que es peor, sumamente contagioso.



Posts relacionados:
Sentimientos y palabras
La belleza necesita un espectador
La conversación (1)
La pasión que puedes lograr – Balleck
Flirtear. Tú y yo, tarde o temprano…

Anuncios

3 Responses to Fuego en las palabras

  1. Fox dice:

    Cada nuevo Post q veo es un verdadero deleite de informacion provechoza!. Siempre Gracias Bond!, no hace falta decir q eres un crack!. Pienso q no faltan muchos post para q saques el libro!

  2. James Bond dice:

    Muchas gracias a ti, Fox! Esa es la intención, que podamos entre todos aportar cosas provechosas y mejorar. La clave es que no nos quedemos sólo en la información, sino que pasemos a la ACCIÓN. 😉

    Tus aportes, comentarios y opiniones son siempre bienvenidos!

    Un abrazo!

  3. ronald dice:

    james, genial esto me cae de perlas, estaba buscando algo de motivación… genial hermano y sigue así desde colombia un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: