Nosotros enseñamos a los demás cómo tratarnos


Nuestro deber es crear la vida que queremos. Nadie más lo va a hacer por nosotros. Todo se basa en una elección. Elegir actuar y hacer lo que queremos; o no hacerlo.

Cuando hablamos de que la seducción es un baile, dijimos que los hombres debemos ser líderes. Nosotros guiamos la danza. Es nuestra responsabilidad crear la experiencia como queremos que sea. Si deseamos una maravillosa aventura romántica llena de recuerdos inolvidables y de momentos de pasión, está en nuestras manos el crear toda esa magia.

Nosotros enseñamos a la gente como tratarnos. Cuando estás con cualquier persona, tú marcas cómo va a ser la interacción desde el principio. Lo que hagas, marcará la dinámica. Tú creas la experiencia.

Lo que das es lo que recibes. La gente se adapta a tu energía. Da energía positiva y eso recibirás, da negativa y lo mismo. Si usas una voz monótona, la persona enfrente de ti te devolverá una voz monótona y aburrida.

Debes GUIAR. Cobra vida, anímate más, vuélvete más expresivo, habla con más pasión y excitación, usa más emociones, gesticula, usa más las manos, toca con naturalidad, sonríe más, bromea más, sé más auténtico… entonces ella también se volverá más expresiva, te tocará, sonreirá más, será más auténtica…

Si lo que haces va a marcar la dinámica, entonces ¿por qué no elegir decir tu verdad desde el principio, ser auténtico, mostrar tu verdadero yo, disfrutar, mantener el ambiente siempre divertido y relajado, y mostrar tu interés en ella sin esperar nada?

Si tienes una buena autoestima, te quieres, te respetas y das eso mismo a los demás, les enseñarás a tratarte así. Y cuando un comportamiento o algo no te guste, sé asertivo y déjalo claro para que no se repita. Eso es parte de “decir tu verdad”.



Deja de hacer que los demás se sientan cómodos

Muchas veces pensamos primero en los demás, en no hacer algo que pueda incomodar a nuestros amigos, nuestra novia, nuestros padres, nuestros compañeros de trabajo… Estamos pensando en hacer todo para agradar al resto, y eso nos va cargando la espalda de obligaciones: promesas que hacemos a los demás, promesas que nos hacemos a nosotros mismos, nuestra carrera, nuestra imagen, quedar bien, lo que van a decir, lo que van a pensar…

Tenemos miedo de hacer que ellos se sientan incómodos, que algo no les guste. Deja de hacer que los demás se sientan cómodos.

Un gran cambio en nuestra vida es parar de pensar lo que quieren los demás y pensar: qué quiero yo. No tengas miedo de querer lo que deseas. Y una vez que lo sepas, entonces vete a por ello, no importa lo que te cueste, vete a por lo que TÚ quieres, sin pararte ante nada y sin disculparte.

Posts relacionados:
Di tu verdad (1)
Energía positiva. Lo que das es lo que recibes
Viviendo con pasión y carismático con todos
La belleza necesita un espectador
“Hay algo mágico en él…”

Anuncios

9 Responses to Nosotros enseñamos a los demás cómo tratarnos

  1. Odio que escribas pero no aparezcas xD

    PD: me debes una colabo para mi futuro libro. 😉

  2. Me encanto amigo!! muy buen post 🙂
    Es muy cierto eso de dejar de actuar pensando más en la comodidad de los demás que en la propia…
    Muchas veces, tanto pensar, tanto dudar de qué está bien, que está mal, que hacer antes, que hacer luego, llamar, no llamar, decir, no decir, aclarar..etc, etc, etc, terminan por limitar e ir impidiendo poco a poco que todo lo que somos fluya…

    Un abrazo grande!! 🙂

  3. Balleck dice:

    Excelente entrada amigo mio! Este egoismo que a muchos les parece injusto es lo que marca la diferencia entre nuestros éxitos y los de los demás. Nadie vive por ti, ni tu vives por nadie…cuántos problemas se ahorrarian los hombres si supieran el verdadero significado de ello!

    Salud!

    Te invoco a la oscuridad..!

  4. VaN HelsinG dice:

    Hola que tal James, muy buena tu reflexion 🙂
    una pregunta, tu has leido los arquetipos de la seduccion de Robert Greene?

  5. Stomp dice:

    Deja de pensar en los demás y empieza a pensar en ti.

    Muchas veces dejamos de buscar lo que queremos por pensar en lo que quieren los demás.

    La solución no está en mandar al carajo la opinión ajena, sino en que esta no te afecte ni influencie tus decisiones ni pensamientos en una medida trascendente.

    Se trata de dejar de ser codependiente y buscar lo que nosotros mismo queremos, sólo así podemos alcanzar nuestra felicidad en todos los campos de la vida.

    Buena entrada James!

    Un abrazo

  6. James Bond dice:

    Eyy Stomp!! Qué alegría verte de nuevo!!! 😉 Cómo va todo por tus mares, compañero? Un abrazo!

  7. […] ni nadie, sin desviarte de tu camino por miedo, sin preocuparte por lo que pensarán los demás. Deja de hacer que lo demás se sientan cómodos. No hagas lo que los demás quieren de ti, sino lo que tú quieres. Y a veces dará miedo o habrá […]

  8. olimpus dice:

    bueno eso si es verdad lo que estas publicando muchas veces nos vemos atados a las ideas de nuestros semejantes pero la verdad es que no le damos fluidez a nuestras propias ideas..y eso creo que es lo que en realidad me sucede muy frecuente..yo pienso mucho el que diran las otras personas y no tomo mi palabra por segura ..y titubeo mucho para hablar con una chika..yo creo que lo mio es cuestion de autoestima…

  9. […] hacer recuéstate hacia atrás y sonríe. Cuando estás cómodo en una situación que es incómoda haces que la otra gente esté cómoda también y mientras estés a gusto contigo mismo entonces la gente va a estar a gusto […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: