La conversación (4)

.

Estamos tratando en las últimas entradas de la web el tema de la conversación. Venimos hoy con más consejos para mejorar nuestra conversación y ser buenos comunicadores y más seductores…

En el anterior post dijimos:

1. Haz menos preguntas y más afirmaciones
2. Haz preguntas abiertas
3. Haz preguntas interesantes y grandes
4. Saber escuchar
5. ¡Emociones y sentimientos!

Seguimos…


6. Yo primero. Muchas personas tímidas hacen preguntas y esperan a que el otro cuente algo de su vida, para conocer un poco como es, tener confianza, llegar a sentirnos cómodos y después abrirnos. Pero la otra persona tampoco te dirá mucho al principio de la conversación. Una persona segura va primero, y luego te deja a ti que sigas detrás. Muestra más de ti, tu increíble yo auténtico, para que ella te dé un poco más de ella. Sé más tú mismo para que otros puedan ser más ellos mismos. Hace falta ser muy valiente y auténtico para ser abierto y honesto. Si quieres que alguien te cuente un secreto, cuéntale tú uno primero.

Guía con el ejemplo. Empieza contando una historia y luego ofrece a la otra persona que comparta una contigo. Si quieres que te respondan a una pregunta de forma extensa, antes dale un poco de tu yo único. “Yo primero” significa que avances tú. En vez de una frase, dale dos. En lugar de dos, que sean tres.

También “yo primero” se aplica a estados de ánimo, emociones y sentimientos. Si ves que una chica está triste o aburrida, acércate en un estado similar al de ella. Poco a poco durante la conversación usa el “yo primero” y vete animándote y subiendo la temperatura… ¡se le contagiará! Empieza las conversaciones adaptándote al estado de ánimo de la otra persona, igual que los camaleones ponen el color del entorno. Mejor dicho, empieza siempre con un poquito más de energía que ella. Intenta conectar a un nivel similar de estado de ánimo. Y luego las llevas a tu terreno (yo primero: las guías).

Si hay una gran diferencia de actitud: tú muy energético y ella apagada, o viceversa, ella a tope y tú bajo, las melodías desafinarán. Si encuentras una chica bailando y riendo, empieza igual de alto (o ligeramente superior) que ella. Cuando estás con alguien muy alegre, positivo, con mucha energía… ¡eso se nos transmite!

Recuerda que la clave de la seducción está en transmitir sentimientos, en crear profundas emociones y sensaciones adictivas. Siéntelo tú primero dentro de ti y luego propágaselo.

Ejemplo:
Yo: ¿Cuándo has pasado más miedo?
Ella: No lo sé.
Yo: Está bien. Empezaré yo. Cuando tenía 8 años, estaba en la cabaña de madera que construímos mi padre y yo. Estábamos contemplando la luna llena cuando… (historia del hombre lobo que viste)
Ella: Wow! Qué espeluznante. Una noche yo fui con mis amigas a ver una película de miedo. De pronto se fue la luz de la casa y…


7. Cantidad de información. Hay dos “reglas” básicas para la conversación: la calidad y la cantidad de información. Si yo te pregunto: “¿Qué tal tus vacaciones?” y tu respuesta es: “Bien”, no satisfaces mis necesidades de información, tu respuesta es muy pobre, es escasa, estás violando esta regla y si me das tan poco, no tengo nada para continuar la conversación y hacerla dinámica.

Esta máxima también establece que no seas muy extenso. Si te pregunto: “¿Qué tal tus vacaciones?” y empiezas a hacer un monólogo de 20 minutos en el que me cuentas lo que hacías cada minuto y la lista de lo que comiste cada día… yo me voy a aburrir y me voy a quedar dormido. Estás rompiendo la regla y estás dando demasiada información.


8. Información libre. Esta es la CLAVE de una conversación. La “información libre” es compartir un poco de tu yo único, dar una pista sobre algo interesante para ti, de lo que ella podría hablar contigo. Es la suma de hacer afirmaciones, la perspectiva del Yo, y el Yo primero.

Proporciona información libre para facilitar a tu interlocutor seguir la conversación, dándole información nueva. Si te formulan una pregunta, no respondas de forma muy breve. Sé generoso, comparte más de ti. Muéstrate, sé auténtico. Cuánto más te abras, más se abrirán ellos. Da información extra, premia ese interés sincero y su curiosidad, dando un poco más de tu yo único. Muéstra un poco de ti, de lo que te hace especial y único.

Ella: ¿Te gusta el tenis?
Yo: Sí.

Y me quedo callado, porque no sé qué más decir (o timidez, o miedo de mostrar mi yo único). Así tendré problemas para sostener una conversación. Ahora ella tiene que pensar algo nuevo para continuar y si seguimos así se aburrirá y se apagará el fuego de la conversación. Vamos a dar un poco de información libre:

Ella: ¿Te gusta el tenis?
Yo: Sí… Aunque sólo he jugado un año, pero lo disfruto bastante.
Ella: Yo tampoco he jugado al tenis mucho tiempo, pero estoy empezando a mejorar mi tiro de derecha. ¿Has dado clases alguna vez?

Siempre que alguien da información libre, es por algo. Normalmente esa persona quiere introducir ese tema en la charla. Si sabes escuchar, esto no pasará por alto. Aprovéchalo para descubrir más. La información libre enciende la conversación. Escucha la información libre, que te dará más posibilidades para llevar la charla. Elige los temas que más te interesen y dirige por ahí la conversación. También cuando te toque hablar a ti, usa el principio de hablar en yo, cantidad de información y hacer afirmaciones, y responde con generosidad, con abundancia.

Yo: ¡Qué tormenta! Vaya fastidio no poder salir a la calle.
Ella: Es bueno para las plantas.

Aquí me quedo callado porque no sé cómo seguir. No he estado atento a la información libre que ella me ha regalado. Ahora vemos cómo hacerlo mejor:

Yo: ¡Qué tormenta! Vaya fastidio no poder salir a la calle.
Ella: Es bueno para las plantas.
Yo: Sí, las plantas salen ganando. Cuando era pequeño, tenía un cactus que me regalaron por mi cumpleaños. ¿Qué plantas has tenido?
Ella: Mi marido era jardinero, así que imagínate, me conozco montones de plantas. Teníamos un maravilloso jardincito con jazmines, rosas…
Yo: ¿Rosas?
(esto es hacer “un loro”)
Ella: Sí. De todos los colores. Teníamos un jardín lleno de flores preciosas. En primavera… (blablabla)


9. Respuestas originales a las preguntas típicas. No importa que hagas las preguntas típicas: “¿cómo te llamas? ¿cuántos años tienes?…”, pero es mejor evitarlas y preguntar cosas que de verdad quieras conocer. Curiosidad. Ya hemos visto que es mejor hacer preguntas abiertas y preguntas originales e interesantes. Muchas veces recibirás estas preguntas. Hay dos formas de contestar a una pregunta típica: la aburrida y la original. Bien, yo te recomiendo que seas un poco imaginativo. Ten siempre una respuesta creativa para estas preguntas.

Lo mejor es que adaptes la respuesta a la otra persona, a algo que ella pueda sentir y experimentar con cercanía, que le sea conocido.

Ella: ¿De dónde eres?
Yo: De Costa Rica.
(típico y aburrido)

Ella: ¿De dónde eres?
Yo: Querida, soy de un país bañado al este por el mar Caribe, si te dijera que tengo un barco pirata en esas aguas quizás no lo creerías. ¡Pura Vida! Nos llaman “ticos”, desde que los nicaragüenses cientos de años atrás nos oyeron llamarnos entre nosotros “hermanitico” y de ahí salió el nombre.
(dando información libre, curiosa, interesante)

Ella: ¿De dónde eres?
Yo: De Costa Rica, dónde ha elegido U2 empezar su gira de presentación del nuevo disco. El primer concierto es el mes que viene. El martes le dije a mi amigo José: “¿¿Mae, vamos??”, “ahorita” me dijo él y corrimos a por las entradas y ya las tenemos!
(adaptando la respuesta a la otra persona, porque sé que le gusta U2, un gusto que tenemos en común)

Ella: ¿A qué te dedicas?
Yo: ¿Alguna vez has usado internet? Yo hago que eso funcione…

Ella: ¿A qué te dedicas?
Yo: ¿Usas un ordenador en el trabajo?
Ella: Sí, para registrar los pacientes y cosas.
Yo: Bueno, en cierta manera yo hago eso, para que puedas cambiar registros con la farmacia y el hospital.
(si sabes que ella es médico, relaciónalo con su vida)

En general, es bueno que siempre estés atento para dar respuestas creativas, que encuentres dobles sentidos, que hagas juegos con las palabras, que te diviertas encontrando nuevos significados. Encuentra nuevas formas de pensar y de ver las cosas. Mantén una actitud creativa y juguetona.

Ahora voy a poner otra forma divertida y juguetona de contestar a estas preguntas, tomándole el pelo. Invéntate alguna tuya. Está bien jugar un poco de vez en cuando 😉

Ella: ¿De dónde eres?
Yo: Del Polo Norte.
– Originalmente de Transilvania. Ahora vivo aquí, pero es lo mismo. Hay vampiros en todas partes.
– De un lugar de la Mancha, cuyo nombre no quiero recordar…

Ella: ¿A qué te dedicas?
Yo: Soy un agente secreto
– Doy placer a las mujeres… si ellas quieren
– Dibujante de mapas de tesoros piratas
– Duelista con pistolas de agua
– Nadador plusmarquista en piscinas de plástico
– Probador profesional de sofás
– Piloto de alfombras mágicas voladoras
– Explorador de neveras ajenas
– Soy probador de ropa (maniquí viviente)
– Doblador de películas mudas
– Jugador profesional de piedra, papel o tijera
– Stripper
– Soy adivino
– Adivina…

Ella: ¿Cómo te llamas?
Yo: ¿De qué tengo cara?
– ¿No sabes quién soy? Pero bueno, ¡soy el de Pasión de Gavilanes! El de la coleta, ¡el fuerte, lleno de músculos!
– Wally. ¡Enhorabuena, me has encontrado!
– NicasioGodofredoEustaquioLuisAdalberto Rodríguez (qué apellido tan raro! 😀 )
– Juan Schwarzennagger, el hermano de Arnold…
– Yo soy “María”, ¿y tú? (cambiar “María” por el nombre de la chica)
– Mary Poppins
– A ver si lo adivinas…

Ella: ¿Cuántos años tienes?
Yo: Los suficientes…
– 99, mañana cumplo 100 y ¡te invito a mi fiesta!
– Te voy a decir la verdad. En realidad, siempre me gusta restarme 3 años para ligar, a la gente le digo que tengo 92… pero en realidad… ¡tengo 95! 😀
– ¡¡58!! -¿¿Tantos?? -Está bien, 12 -Jajaja… dime la verdad!!


10. Sé SEXUAL Por último, y lo más importante, sé sexual. Haz dobles sentidos, malinterpreta lo que ella diga, como si ella hubiera dicho algo con doble sentido, siéntete “ofendido” y acúsala de seducirte. Habla sensualmente, y sé un hombre y reconoce que te gusta, no tiene nada malo ocultar tu interés. Déjale claro que te interesa. Usa la palabra “sexy” o dile algo que te vuelve loco, o que encuentras irresistible, atractivo y delicioso que te encanta de ella que te está excitando. Siempre di “sexy” de forma ligera, graciosa y divertida, sin darle mucha importancia.

Yo: ¡Deja de bailar así de sexy, porque me estás derritiendo! bufff

Yo: ¡Woow! ¡Así que tú también surfeas! ¡Mmm, qué sexy, me encantas! ¡Vamos a la playa a coger olas!

Yo: Si me duermo, despiértame con tus sexys codos…
Ella: ¿Estás ligando conmigo?
Yo: Estoy ligando con tus codos, por supuesto.

Yo: Tengo una intuición sobre ti…
Ella: ¿El qué?
Yo: Déjame mirar en tus ojos.
Ella: ¿Qué ves?
Yo: Tienes unos ojos sexys.
Ella: ¿Y?

Yo: Prefiero contártelo al oído… cerquita de tu irresistible cuello… 😉
Ella: ¡¡Peligro, eh!! ¿No muerdes, no? jajaja
Yo: Eso depende… ¿Tienes miedo de que te muerda?
Ella: También depende… de dónde jajaja

Podría encontrar algo interesante que hacer con estas aceitunas mientras te hago el amor sobre esta mesa si no fuera por toda esa gente de alrededor mirando.



RESUMEN:

1. Haz menos preguntas y más afirmaciones
2. Haz preguntas abiertas
3. Haz preguntas interesantes y grandes
4. Saber escuchar
5. ¡Emociones y sentimientos!
6. Yo primero
7. Cantidad de información
8. Información libre
9. Respuestas originales a preguntas típicas
10. Sé sexual

Lee el resto de “La conversación”: parte -1- -2- -3- -4-



Posts relacionados:
Nosotros enseñamos a los demás cómo tratarnos
Energía positiva. Lo que das es lo que recibes
Flirtear. Vacilarle. No darle lo que ella quiere
Cómo ser divertido y juguetón (1)
Flirtear. Mentiras divertidas

Anuncios

5 Responses to La conversación (4)

  1. Sergi dice:

    :-))))

    Mae, me ha gustado esta serie “CONVERSACIONAL…

    Se nota la mágica huella que ha dejado el “marabarista” y su minicurso…

    Saludos desde “Tiquicia” :-)))))))

  2. James Bond dice:

    Sergi, espero que practiques mucho y nos cuentes todo lo que mejores y la mágica huella que te haya dejado todo esto 😉

    Abrazos a mis amigos ticos!!

  3. Bravoben dice:

    Hola james bond!!

    Me encanta el toque que le has dado a esta guia sobre la conversacion bueno tengo que confesar que este es mi principal problema a la hora de actuar frente a las mujeres, noo!! si yo te contara la de oportunidades que he dejado por no saber que decir, bueno casi el 85% de las ocasiones.. pero bueno no entremos en detalles escabrosos, lo importante que esta guia me viene como anillo al dedo y ahora espero poder cambiar ese detalle en mi con practica y fe en esta guia.

    Mil gracias james!!!

    Hasta pronto

  4. Bravoben dice:

    lo siento cometi una omision en el correo me falto el mx.

  5. rolandox dice:

    James Bond, me ha encantado tu serie de conversaciones. Todo un buen resumen de cómo dominar el arte de las conversaciones atractivas! 🙂

    Seguiré leyendo este blog que me ha encantado! (Y practicando, claro!!!)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: