La conversación (2)

.

Si quieres que ella te revele su ELLA única y auténtica, tienes que hacer que hable sobre ella. Para hacer eso, tienes que dejar de ser un desconocido, es decir, primero abrirte tú, mostrar un poco de ti, siguiendo el principio “Si quieres que alguien te cuente un secreto, cuéntale tú primero uno”.

Lee las siguientes frases y decide cuál te parece mejor:


#1 “Sydney es una ciudad fantástica. La gente es amable y hay vistas hermosas del agua en todas partes.”

#2 “Te encantará Sydney. La gente se te acerca y te saludan. Y verás agua en todas partes donde vayas.”

#3 “Me gustó Sydney. Hablé con gente en el ferry todos los días. Y en todos los sitios por los que paseé podía ver y sentir el agua.”


Están escritas en las tres perspectivas conversacionales:

#1 La perspectiva de “Dios”. Esta perspectiva está asociada con juicios de la realidad. Habla como un narrador. Es como si fueras un dios flotando en las nubes, mirando hacia abajo y juzgando.

#2 La perspectiva del “Tú”. Esta perspectiva está relacionada con decirle a la otra persona como se debería sentir. Puede ser incómodo para la otra persona que le digas cómo tiene que sentirse, sobre todo si opina lo contrario que tú.

La mayoría de chicos usan estas dos perspectivas para hablar con las mujeres. Son más seguras subconscientemente y ocultan a nuestro verdadero yo. El problema es que estas dos perspectivas no muestran tu yo auténtico. Y te mantienen siendo un extraño.

#3 La perspectiva del “Yo”. Una mujer se siente cómoda revelando su yo-único a alguien que antes le ha revelado su yo-único. Hablar con la perspectiva del yo es no ser un extraño.


Yo: “Hola, ¿cómo estás?”

Chica: “Bien”

Yo: “Sí, yo también. Ayer me sentía como un siete, pero hoy me siento como un ocho. ¿Qué has hecho hoy divertido?”

Chica: “Realmente no mucho. Sólo hablé con mis sobrinos.”

Yo: “Eso puede ser divertido. Yo tengo tres sobrinos. Estoy orgulloso de decir que me tratan como si fuera las barras para trepar de los columpios. Es duro viajar y no verles tan a menudo como me gustaría pero mi sobrina que tiene seis años me ha estado escribiendo emails”

Chica: “¿En serio? ¿Con seis años?”

Yo: “Oh sí, ella es mucho mejor escritora que yo. Ella pone todos los participios descolgados en el lugar correcto.” (ella se ríe) “Cuéntame sobre ti”

Chica: “¿Qué quieres saber?”

Yo: “Un secreto que nunca hayas compartido con nadie.”

Chica: “Bueno, no se me ocurre.”

Yo: “Okey, yo iré primero. Tengo miedo de los payasos. Los payasos grandes, los pequeños, cualquier tipo de payasos.”

Chica: “¿Por qué es eso?”

Yo: “Primero cuéntame tu secreto.”

Chica: “Okey, a veces en la ducha hago como si fuera una cantante de ópera.”

Yo: “¿Qué cantas?”

Chica: “Casi siempre Verdi, pero a veces…”


Ella te ve como una persona con sentimientos y esperanzas, igual que ella. Dejas de ser un extraño y eres alguien familiar y agradable. Haz que ella hable en Yo. Tu cuentas una historia y ella puede contar la suya. Una buena conversación con una mujer realmente sólo es sobre dos cosas: tú y ella, con cada uno de los dos hablando en la perspectiva del “Yo”.


Un ejercicio práctico

Te dejo cinco temas que es muy probable que salgan en tus interacciones con mujeres desconocidas. Habla durante dos minutos sobre ti mismo, empezando por cómo te relacionas con cada tema de la lista. Intenta poner un poco de sentimiento y habla en estilo narrativo. Quiero que la gente sea capaz de ver lo que estás diciendo. Repite la lista varias veces para ir mejorando. Mostrar tu yo-único es una habilidad que requiere práctica.

– Tu barrio/vecindario/donde vives
– Tu trabajo
– Tu comida favorita
– Viajes
– Qué haces para divertirte
– Relaciones

Puedes ver a una mujer relajarse cuando hablas en “yo”. Ella empieza a sentir que eres otro ser humano y se sentirá cómoda para revelar su auténtico yo-único, ella hablará en la perspectiva del “Yo”.


Gracias a Wayne “Juggler” por este post, que está sacado y traducido de un escrito original suyo. Juggler es un seductor experto en la conversación.
Si quieres saber más, te recomiendo descargar el Minicurso gratuito de Juggler, traducido por Mario Di Domenico.

Lee el resto de “La conversación”: parte -1- -2- -3- -4-



Posts relacionados:
Energía positiva. Lo que das es lo que recibes
Nosotros enseñamos a los demás cómo tratarnos
Nuestro yo atractivo
Entrevista a Cajun en Mens Room (2)
Divertido y juguetón

6 respuestas a La conversación (2)

  1. AzRael dice:

    interesante lo aplicaba sin saberlo, y funciona d maravilla

  2. James Bond dice:

    Sí, Azrael. Si tú te abres a ella, ella se abrirá a ti. Si eres sincero, auténtico, real, eres tú mismo y eres natural (no haces “jueguitos”)… ella te dará lo mismo, será una mujer natural, auténtica y será ella misma.😉

    “Un hombre que ama a las mujeres es amado por las mujeres.” – Zan Perrion

  3. eldrfrancis dice:

    Excelente reflexión estimado amigo Bond. Este análisis ingresara a la base de datos de eldrfrancis, muy interesante post, me has dejado meditando sobre la cuestión. Saludos. Seguimos comunicados.

  4. James Bond dice:

    drfrancis, un placer tenerte por aquí. Pronto espero ser invitado a tu nueva “casa”, a la fiesta de inauguración!😉

  5. Guillette dice:

    Amigo james bond, yo casi siempre hablo en “modo dios” y hago jueguitos y la verdad no me va mal…aunque claro siempre hay que mejorar y definitivamente aprendí algo nuevo.
    Saludos !

  6. Handress dice:

    jamess!!!! no me habia dado cuenta…veo ke no mall trabajoo en la conversasionn…xD…GRACIAS por tu blog amigo james…xD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: