Bailando en el momento (1) – Zan Perrion

.

“¿Cómo apreciar la belleza de una mujer sin perder todo el poder? Lo digo porque por mi experiencia algunas mujeres lo agradecen mucho y son recíprocas. Otras juegan al juego de poder e interpretan tu aprobación como entregar poder…”

Esta pregunta la contesta Zan Perrion, dando un punto de vista excelente para la seducción. Habla del porqué detrás de nuestras acciones: dar o recibir, disfrutar o mendigar. Con la actitud correcta, podemos decir y hacer lo que queramos. Un regalo se hace con alegría y placer, pero nunca preocupado, ni con intenciones de obtener algo a cambio y sin buscar aprobación. Ofrecer desde el amor, nunca actuar desde el temor o con expectativas de esperar recibir algo… “Ama y haz lo que quieras”, como decía San Agustín. Seguid leyendo porque está genialmente expresado en este texto.

La clave está en seducir sin esperar nada, sin objetivos: la actitud es disfrutar, divertirnos y pasarlo genial con la chica que tienes delante, sin depender del resultado.

Aquí os dejo con la explicación de Zan, en respuesta a la pregunta inicial:
—————-

Bailando en el momento por Zan Perrion

Esta pregunta me la hacen en todas partes donde voy… así que he pensado escribir un nuevo tema para discutirlo con vosotros.

Nunca he entendido realmente el concepto de “entregar poder”. Supongo que mi interpretación puede resumirse en el proverbio francés traducido como “En cada relación hay uno que besa y uno que ofrece su mejilla.” O de otra manera, “El que más quiere es el que espera.”

Uno puede entonces decir que en el contexto de una relación uno puede “entregar poder”, supongo.

Pero, wow, ¿apreciar belleza en una mujer que acabas de conocer? ¿Cómo cede eso poder? ¿Cómo puedes perder algo de poder con una chica al azar que acabas de conocer? ¡Podrías no volver a verla de nuevo! No importa su respuesta, tú todavía eres tú.

Hay una gran diferencia entre apreciar la belleza de una mujer y ponerla en un pedestal. Y creedme, las mujeres saben perfectamente la diferencia. La clave es no tener objetivos.

Por ejemplo, vamos a decir que ves una chica preciosa y te acercas a ella. Y tienes un objetivo de conseguir su número de teléfono. Así que le dices, “!Wow, estás fantástica!” Bueno, adivina qué. Ahora estás intentando calibrar su respuesta a cómo de bien se alinea con tu objetivo de obtener su número. Si es una respuesta favorable, te sientes bien. Si no es una respuesta favorable, sientes un punzada de rechazo porque te das cuenta de que tu objetivo (su número) podría ser imposible de conseguir. Por eso tienes una sensación de fracaso.

En otras palabras, la razón por la que le diste el cumplido es para que a ella le gustaras más. Tienes objetivos y un resultado deseado. Por esto es por lo que los chicos fracasan espectacularmente cuando hacen las cosas normales como comprar bebidas o flores o piropearlas. Es porque ellos lo están haciendo en el contexto de: “Si hago esto, quizás consiga a cambio algo de ella. Quizás le gustaré más que otros chicos, o ella me dará su número, o ella dormirá conmigo”.

Así que ahora considera el mismo escenario, pero tú no tienes objetivos. En otras palabras, te estás aproximando a ella y diciendo: “¡Wow, estás fantástica!” porque eso es quien tú eres. Te gustan las mujeres hermosas y tú no te disculpas por ello (y eres un poco pirata y un canalla😀 ) No tienes objetivos. Su número podría serte ofrecido o tú podrías decidir pedirlo o quizás no. Es irrelevante.

Es difícil describirlo, y hay que reconocer que es difícil desprenderte de un resultado deseado (después de todo, ella es preciosa y a ti te encantaría llegar a conocerla), pero es la mentalidad que deberías intentar adoptar. Es la clave, creo…

Yo lo llamo bailando en el momento

Tú estás bailando en el momento con ella, no tienes plan, y no tienes la posibilidad de fracasar si estás despegado del resultado.


Posts relacionados:
Bailando en el momento (2) – Zan Perrion
Divertido y juguetón
La belleza necesita un espectador
Un verdadero amante. Zan Perrion
Deja a las mujeres mejor que como las encuentras

2 respuestas a Bailando en el momento (1) – Zan Perrion

  1. […] Hoy seguimos la entrada de ayer, “Bailando en el momento”. […]

  2. Bethel Fisk dice:

    Done puedo encontrar el feed de su blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: