La belleza necesita un espectador

.

Me ha cautivado este fascinante tema, que he adaptado de éste foro. Una reflexión interesante sobre la belleza. Y además de eso, dos historias con una buena enseñanza, la del taxista y la de Narciso…

Si aún no has visto la película de “Don Juan de Marco”, te la recomiendo, no te la pierdas. Don Juan de Marco dice que las mujeres le aman porque él las ve “como ellas verdaderamente son: radiantes y hermosas”.

El lema de la vida de Zan Perrion es “Me muevo hacia la belleza, en todas sus formas; arte en todas sus formas…”

La belleza tiene muchas formas… Es el proceso, es la interacción, es la seducción, es la curiosidad que muestras, es la química que creas junto con ella en el momento, es la esencia del espíritu femenino, y se manifiesta en la personalidad y encanto de la chica, y a veces, más subjetivamente, incluso en su apariencia exterior.

¿Estoy diciendo que todas las mujeres son hermosas? Sí, lo estoy diciendo. Todas las mujeres son hermosas, pero muchas mujeres no lo saben, han dejado de creer, como muchos hombres hoy en día ya no se sienten vivos.

Pero aquí hay un secreto: la belleza necesita un espectador. Hay que invocar la belleza. Aquí es donde tú entras. Una mujer embelesada o deleitada o enamorada siempre es hermosa. Y por arte de magia, o quizás a propósito, una mujer hermosa es la única cosa que puede hacer que un hombre se sienta vivo de nuevo.

Sin embargo, puede que ella no lo acepte. No todas las mujeres creen más en su propia belleza interna – dice Zan.

Todo está en tu perspectiva. Si miras suficientemente atento cada mujer que conoces tendrá algún aspecto que, para ti, es menos que ideal. ¿Pero por qué concentrarse en eso? Concentrándote en sus cualidades maravillosas la verás de modo distinto, y ella empezará a reflejar lo que tú ves en ella.

Es como ver las noticias todo el día en la TV. ¿Así es como quieres que se vea tu vida? ¿Entonces por qué perder el tiempo? Donde miras es donde va tu vida.

El modo en que la gente reacciona a ti es siempre un reflejo de cómo tú ves el mundo.

Aquí una historia:

Un taxista recoge a un chico joven en el aeropueto…
Hombre: Sí, estoy visitando la ciudad. Pero creo que me vendré a vivir aquí. ¿Cómo son las mujeres aquí?
Taxista: Bueno, ¿cómo son las mujeres dónde vives ahora?
Hombre: ¡Oh, no me hagas empezar! ¡Eso es por lo que me quiero mudar aquí! Las mujeres en mi ciudad son terribles. Son amargas y engreídas. Y ninguna es muy linda. Salgo y todo lo que veo es muy feo en todos los lados donde mire.
Taxista: Bien, aquí son del mismo modo. No hay chicas bonitas, y las que hay aquí son amargas y miserables y nada agradables.

Al día siguiente el taxista recoge a otro cliente joven en el aeropuerto…
Hombre: Guau, ésta es la primera vez que vengo, pero siempre quise venir a vivir a esta ciudad. ¿Cómo son las mujeres aquí?
Taxista: Bueno, ¿cómo son las mujeres dónde tú vives ahora?
Hombre: ¡Ah, hermosas! ¡Las mujeres de mi pueblo son fantásticas! Son preciosas y les encanta divertirse y abiertas y muy sexys!
Taxista: ¡Excelente! ¡Te va a encantar esta ciudad! Las mujeres aquí son iguales. ¡Hay muchas mujeres hermosas y sexys aquí, te vas a marear!

Aquí una cita: “Lo que un hombre piensa de sí mismo, eso es lo que determina, o indica, su destino.” – Henry David Threau.

El Mandala cuenta que “la mayor parte de las mujeres hermosas en mi vida han sido las que encontraron mucha belleza en mí…”

No hay belleza sin mi propia belleza. Mi propia belleza merece por lo menos un testigo: yo. Y es mejor, mucho mejor si somos dos espectadores de mi belleza.

Puedo encontrar algo de belleza en mí. Más o menos, pero seguro que no toda. La mejor forma de verte a ti mismo es en algún reflejo.

Una manera de encontrar más de mi belleza es en los ojos de una chica, en la intimidad, en una relación. Una chica saboreando y disfrutando mi belleza es un modo real de encontrar mi propia belleza… No vale cualquier chica, ni cualquier mujer es buena para esto… pero si sabes que esto es lo que estás buscando, esto es lo que encontrarás – añade.

El Sexo se siente de manera parecida: “una mujer hermosa es atractiva, la misma mujer flirteando y siendo abierta se vuelve mucho más hermosa. También me veo atraído a chicas de las que puedo sacar a relucir algo. En una habitación llena de mujeres hermosas, me sentiré más atraído a aquella, que como yo, sea una buscadora de diversión y verdad. Y si puedo sacar ese lado de flirteo y aventurero a la superficie, mi atracción hacia ella crecerá diez veces más.”

Es como la historia de Narciso:

Narciso era un joven que todos los días se arrodillaba en el lago para contemplar su propia belleza. Estaba tan fascinado por sí mismo que, una mañana, se cayó al lago y se ahogó. En el lugar donde se cayó creció una flor, que se llamó Narciso.

Pero no acaba así la historia…

Cuando Narciso murió, las Diosas del Bosque aparecieron y encontraron el lago, que había sido agua fresca, transformado en un lago de lágrimas saladas.
“¿Por qué lloras?”, preguntaron las Diosas.
“Lloro por Narciso”, respondió el lago.
“Ah, no es una sorpresa que llores por Narciso”, dijeron ellas, “porque aunque nosotras siempre le perseguíamos en el bosque, sólo tú podías contemplar su belleza tan de cerca.”
“¿Pero… era Narciso hermoso?” preguntó el lago.
“¿Quién sabe eso mejor que tú?” dijeron las Diosas sorprendidas, “después de todo, él se arrodillaba cada día en tus orillas para contemplarse a sí mismo!”

El lago se mantuvo en silencio un rato. Finalmente dijo:

“Lloro por Narciso, pero nunca me di cuenta de que Narciso era hermoso. Lloro porque, cada vez que él se arrodillaba al lado de mis orillas, yo podía ver, en la profundidad de sus ojos, mi propia belleza reflejada.”

Óscar Wilde


Cuando ves la belleza en los demás, ves tu propia belleza. Es recíproco, como el amor. Si quieres a los demás te querrás a ti mismo y viceversa. Todos necesitamos querernos a nosotros para que podamos querer a los otros y apreciando nuestra propia belleza, empezamos a darnos cuenta y a ver toda la belleza a nuestro alrededor.

Se suele decir que la belleza está en los ojos del que mira. Y es muy cierto, pero falta referirse al intercambio mutuo de belleza. Se podría añadir que la belleza también se puede ver a través de los ojos del observador.

Imagina un fotógrafo que toma una fotografía de algo en lo que él encuentra belleza, podría ser algo que no todos encontramos hermoso, pero el hecho de que él saque esa foto expresa su propia belleza a través de esa fotografía. ¿Qué es hermoso en una fotografía: el objeto o persona en la foto, o la fotografía en sí, o la persona que capturó la fotografía? La respuesta es todos, los tres, porque los tres reflejan la belleza de los otros.

La belleza necesita un admirador.



Posts relacionados:
Energía positiva. Lo que das es lo que recibes
Bailando en el momento (1) – Zan Perrion
Abierto a todas las posibilidades, pero no atado a ninguna
¡Deja de abordar mujeres!
Viviendo con pasión y carismático con todos

3 respuestas a La belleza necesita un espectador

  1. eduardo dice:

    Me sorprende que tremendo post no tenga comentarios. Lo he leido como seis veces y no deja de inspirarme, james te queria dar gracias desde hace un buen tiempo por que me di de cuenta que fue en tu blog donde termine de aceptar que soy un amante de las mujeres y que deberia de aceptarlo…¿para que ir en contra de mi?… y gracias a estos post fue donde me di de cuenta que las mujeres REALMENTE son mas bellas de lo que uno se da cuenta.
    “Di tu verdad” “un viaje hacia la excelenecia” “los tatuajes de mi brazo” y todos los post de zan me han dado en el corazon… y eso de no buscar resultados es efectivo, de hecho nunca voy con objetivos para que debajo de esto haya exito NO esto es engañarse a uno mismo, al principio no podia dejar de buscar resultados pero entendiendo la esencia de los posts me di de cuenta que la vida era demasiado hermosa !hay que celebrarla! y hacer las coas que amamos solo por que el proceso nos excita no por que el resultado nos hace hombres.

    Gracias.

  2. James Bond dice:

    Eduardo, este post también a mí me encanta y alguna vez había pensado lo mismo, pero ya tiene dos comentarios😉

    Gracias por escribir, me encanta que nos conozcamos todos los que, como tú, leen el blog y que digan su verdad, que comenten, que participen, que discutan lo que no les guste o no compartan o que den las gracias si les gusta algo!!!

    Me alegro de que ames a las mujeres y disfrutes su belleza, éste es tu sitio siempre, para venir cuando quieras y contarnos tus aventuras o lo que quieras…😉

  3. the5magics dice:

    Éste es de los post más conmovedores que he visto por aquí, todo muy cierto la belleza necesita ser apreciada, y la interpretación del mito por Wilde simplemente preciosa, iluminante… gracias..!🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: