¡Deja de abordar mujeres!

.

Uno de los motivos de este blog es abrir los ojos y traer reflexiones cautivantes, impresionantes nuevos puntos de vista que rompan con nuestras limitadas mentes. Curiosear en nuestras inquietudes. Descubrir nuevas perspectivas. Encontrar momentos brillantes, llenos de luz, que guíen nuestros pasos en direcciones inexploradas.

Aquel que escuche su corazón seguramente entenderá la aventura, aquel que sea controlado por su mente es probable que se quedará en la comodidad de lo conocido. Yo quiero vivir como un pirata, en la inmensidad del océano azul, bajo los susurrantes vientos, dirigiendo mi barco en un rumbo que sólo yo sé, con la brillante bandera negra pirata ondeando bien alto, viviendo una apasionante aventura…

Y ahora, si has empezado a practicar, y sabes lo que es superar la timidez y el miedo al acercamiento, entonces puedes leer estas fascinantes letras. Si no, te insto y te animo amigo, a que te ilusiones y te lances cuanto antes en paracaídas desde el avión. En cualquier caso, espero que leas con detenimiento para que entiendas la verdadera esencia y el grandioso mensaje de fondo detrás de este artículo.

No se trata de tomárselo al pie de la letra. Sino entender más profundamente el espíritu y la esencia del post. Y quizás te haga reflexionar y descubrir nuevos puntos de vista.

Si tienes una iluminación, o si empiezas a poner algo de esto en práctica, o si alguien quiere compartir una experiencia, sería genial que comentemos nuestras vivencias aquí.

¡Deja de abordar mujeres! por Zan Perrion

Piensa en la última vez que viste a una mujer que era muy atractiva para ti… en una cafetería o un salón. ¿Recuerdas los pensamientos que instantáneamente inundaron tu mente? Podría haber sido una serie de pensamientos como ésta: “Wow, qué fantástica mujer… Me encantaría conocerla… Quiero hablar con ella… ¿Debería dirigirme a ella? Si lo hago, ¿qué le digo? Seguro que tiene novio… Ella es realmente increíble… Ella nunca se fijaría en mí… Debería acercarme a ella, pero me quedaré sin cosas qué decir… De todas formas, ella no estaría interesada en mí… Y entonces todo el mundo en la sala verá como ella me rechaza… Ojalá…”

Después de un rato (y quizás después de un par de bebidas) decidimos que deberíamos hacer lo que realmente queremos hacer. Así que sacamos todo nuestro valor y empezamos a andar hacia ella… por el “callejón del abordaje”, ese reconocido universal e instantáneamente pasillo de intensa expectación, todo el rato intentando luchar contra el miedo de que otros nos están mirando, que ella no será receptiva con nosotros, que no conseguiremos el objetivo que tenemos en la mente, y que nos sentiremos rechazados a causa de ello.

Esto en una calle sin salida. Al final de la calle está ella. Debemos salir de ella del mismo modo que entramos. Y para que este tipo de interacción salga bien, tenemos que caminar hasta el final, donde está ella, quedarnos en la conversación una cierta cantidad de tiempo, y entonces volver por el camino que vinimos.

Mientras recorremos esta callejuela, nos recordamos a nosotros mismos nuestro miedo al fracaso y nos recordamos que simplemente no somos suficientemente buenos para ella. Nos adentramos en esta intensa emoción del “callejón sin salida”, este camino que no lleva a ninguna parte, sabiendo que, si no sale bien, tenemos que regresar del mismo modo que entramos. Si no conseguimos el resultado que deseamos, tendremos que volver por este pasillo avergonzados, un perdedor, un hombre que se ha demostrado a sí mismo que a pesar de todas sus esperanzas y buenas intenciones, no tiene lo que hace falta.

Y todo el mundo de alrededor lo verá.

Ahí lo tienes… esto es un montón de emoción y trauma que inventamos nosotros. Y aun así es suficientemente real en nuestra mente para hacernos dudar y apartarnos para siempre de hacer esto – para algunos, para todas nuestras vidas.

¿La respuesta? Deja de abordar mujeres. En vez de eso, empieza a desviarte cerca de ellas y celebrar* a las mujeres. Deja de medir tu éxito con las mujeres en términos de la reacción que obtienes de ellas.

(*NOTA DEL TRADUCTOR: Zan usa el verbo “celebrate”, que podría tener muchos significados en español. Los que mejor se ajustan en el contexto de “celebrar a las mujeres” son: celebrar, homenajear, festejar, proclamar tu amor, deleitarte, halagar, piropear, amar)

Deja de abordar mujeres.

Cuando piensas “Qué fantástica mujer”, desvíate hacia donde ella está parada y di exactamente eso: “Wow, estás fantástica.”

Y entonces continúa andando…

No esperes para nada su reacción. Tu único objetivo debería ser aparecer en la tierra de las mujeres… literalmente desviarte y celebrar lo que es interesante sobre ella. Esta es una forma práctica de dejar de medir tu éxito con las mujeres por su receptividad a tus acercamientos, y de empezar a medir tu éxito por tu compromiso de lanzarte hacia delante, avanzando hacia la interacción. ¿Has dicho tu verdad**? ¿Te has dado completamente al mundo en esta interacción con esta mujer? ¿Has celebrado a las mujeres con lo que acabas de decir a esta en particular? ¿Has hecho tu trabajo como hombre llegando hasta ella y diciendo tu verdad, independiente de su reacción?

(**N.T: “decir tu verdad” va mucho más allá de decir lo que piensas. Se trata de expresar totalmente al mundo quién eres. Ser tú mismo. Ser auténtico 100%. Vivir fiel a ti mismo, íntegra y honestamente contigo, coherente. Moverte con el corazón, tras lo que quieres, tus sueños y propósito en la vida. Hacer lo que realmente sientes en tu corazón, sin reprimirte, sin importarte lo que piensen los demás, sin dejar que te afecten los miedos, ser libre y presentarte en tu auténtica esencia pura. Mostrar al mundo tu regalo)

En términos prácticos, deja de abordar mujeres, y desvíate y dale a ella el regalo de decir tu verdad: “Estás fantástica. Estaba por ahí con mis amigos y te vi al otro lado de la sala… y tenía que venir y decírtelo.”

Entonces, sigue caminando…


Posts relacionados:
Nuestro yo atractivo
Expresa quién eres
Abierto a todas las posibilidades, pero no atado a ninguna
Nuestro miedo más profundo. Zan Perrion (1)
Di tu verdad (1)

7 respuestas a ¡Deja de abordar mujeres!

  1. James Bond, no sabes cómo me alegro de que haya gente como Zan Perrion, que vaya usando un lenguaje más propicio para hablar de seducción.

    A mí eso de “abordar” siempre me ha sonado mal, aquí lo dije hace tiempo, igual que eso de que las mujeres ponen trampas, ¡qué paranoia! Eso lo verán otros, yo no.

    También, Zan Perrion confirma algo que yo hago, disfrutando, y desde siempre, lo de piropear por gusto, haciendo un ninja (como dijo alguien).

    Asi que me alegro de que haya gente como Zan, pero haz el favor de decirle que deje de copiarme ji ji, o bueno, mejor ¡que vayamos a medias, que seguro que está forraoo! jeje

  2. James Bond dice:

    Me siento muy contento y orgulloso de conocerte, Violinista. El destino hizo que nos encontráramos. Y eres uno de mis mayores inspiradores. Tu forma de ver la seducción me parece pura…

    Nuestra forma de ver la realidad me encanta. La forma de interpretar los hechos cambia todo. Porque si ves positivismo, amor, confianza, belleza, una mujer real, disfrute, compartir, todo fluyendo y fácil… eso será lo que encuentres. Si ves negatividad, mentiras, trampas, miedos, barreras, problemas, todo complicado y lleno de trucos y artimañas… eso será lo que te encuentres.

    También me siento afortunado de haber encontrado a Zan, y obtener muchas respuestas que me faltaba resolver. Me parece fantástica su visión de la seducción, las mujeres y el amor.

    Tanto tú, como Zan, como yo, vemos la seducción de un modo muy amplio, no sólo las mujeres, hay mucho más. Y vemos la seducción de modo alegre, positivo, divertido, juguetón. Centrándonos en DISFRUTAR y en compartir. Y en amar a las mujeres.😉

  3. Gracias por tus palabras, James Bond, pero a lo que vamos… Zan no para de copiarse de mi Web ji ji, habla con él y dile que 1/3 para cada uno jeje, tú también te llevas tu parte, por gastos de promoción etc.😉

  4. Intuitiva dice:

    Esto de la seducción,¡se está poniendo de un concurrido!,jee! 😉

  5. James Bond dice:

    Intuitiva… te quejarás!! Mucho mejor encontrar hombres que “lo entiendan” y que amen a las mujeres y te seduzcan y te lleven a una aventura apasionante!!😉

  6. Dr. Golden dice:

    El post Acaba de recordarme algo que habia olvidado y que habia formado parte de mi filosofia cuan conoci el mundo del ligue, y que por meterme en la cabeza mucha informacion poco util deje de aplicar.

    Voy de vuelta a los origenes.

    Gracias.

    Dr. Golden

  7. James Bond dice:

    Exacto, Dr. Golden, tenemos que desaprender tanta teoría y simplemente disfrutar, sentir y lanzarnos a la aventura…😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: