Cómo seducir a una camarera


Táctica de Zan para ligar con camareras

Lo primero de todo, normalmente cuando un grupo de chicos se encuentran delante con una nueva e irresistiblemente preciosa camarera, todos le miran el culo cuando ella se aleja, entonces comentan entre ellos sobre ella. Pero entonces cuando ella viene a su mesa, ellos se vuelven completamente educados y corteses y buenos chicos e intentan actuar como si no estuvieran interesados en ella. Así que piden con indiferencia sus bebidas sin realmente mirarle directamente. Y después vuelven a su modo depravado y a fijarse pervertidos otra vez en su culo mientras ella se marcha. En vez de eso, yo soy muy divertido y juguetón inmediatamente.

Cuando la veo acercarse hacia nuestra mesa con el rabillo del ojo, inmediatamente engancho a algún amigo al otro lado de la mesa en una conversación aparentemente profunda – no importa el qué. El objetivo es que se te vea metido y fingir como que no la has visto. También, mi cuerpo está orientado hacia la mesa medio dándole la espalda.

Cuando ella viene y nos pregunta que nos gustaría beber, yo todavía la sigo ignorando unos segundos. Entonces vuelvo la cabeza hacia ella, como si la estuviera viendo por primera vez. Como si no me hubiera fijado en ella hasta este mismo momento. Inmediatamente muestro mucho interés en ella – como un nuevo descubrimiento. Recorro su cuerpo con una rápida mirada, lo suficiente para que ella se dé cuenta, entonces giro mi cuerpo completamente hasta que quede mirando hacia ella. El juego ha empezado. Con una gran sonrisa y un guiño:

Ella: ¿Qué quieres para ti?
Zan: (ignorando la pregunta) Hola, no te había visto por aquí antes. ¿Cómo te llamas?
Ella: Me llamo Stephanie. ¿Y tú?
Zan: Yo soy Zan. Y tomaré un gin tonic. (gran sonrisa)

Ya has roto el hielo un poco y al intercambiar nombres, ahora ella te ha dado el derecho implícito para ser “más familiar” con ella. Así que la próxima vez que ella vuelve por aquí, otra vez sonrío y guiño:

Zan: ¿Otra vez tú? Wow, te encanta estar con nosotros, ¿eh?
Ella: (risas) (dice alguna cosa)
Zan: (algunas otras cosas)
Ella: (algunas otras cosas)
Zan: (mientras ella se va) Apuesto que vas a volver muy pronto.
Zan: Lo veo en tus ojos.
Ella: (sonriendo) Sí, tienes razón, no puedo resistirme.

Ahora ya he creado un tema divertido y juguetón (ella quiere estar con nosotros y eso es por lo que ella sigue viniendo a nuestra mesa). Por supuesto, ella tiene que volver a nuestra mesa. ¡Es la camarera! Y cuando ella lo hace, le sonrío y les lanzo a los otros chicos una mirada de complicidad enfrente de ella, como diciendo “¿Ves? Tenía razón”, etc. Sigue así durante un rato. Todo el tiempo, haciendo que tu interacción con ella sea como si la conocieras desde hace mucho tiempo. No como que la acabas de conocer. Esto establece un nivel de familiaridad con ella que normalmente requiere varios encuentros. Ahora ella está a gusto contigo siendo divertido y juguetón con ella. Y ella ahora está suficientemente a gusto contigo para devolverte algunas contestaciones ingeniosas. Esto es bueno, porque has sorteado el típico “profesionalismo” camarera-cliente y las interacciones de cortesía.

Espero que esto se entienda. Yo lo tengo internalizado, así que es muy difícil describirlo. Entonces ahora, después de un rato, diré algo como:

Ella: ¿Te traigo otra bebida?
Zan: (sonrisa, guiño) ¿Sabes qué? Eres muy guapa. Sí, te llamaré un día de estos…
Ella: Eso piensas, ¿eh? No tienes mi número.
Zan: ¡Vaya, tienes razón! ¡Qué despiste! Ok, dímelo y lo apunto, antes de que se te olvide.
Ella: (sonriendo) No es una buena idea. Tengo novio.
Zan: (haciendo como que escribe) Whoa, no tan rápido. No he cogido ni un sólo número. Mejor que me lo repitas… cómo era… 555…
Ella: (se ríe y mira hacia arriba)

Lo absurdo de este intercambio es que de ninguna manera ella te va a dar su número enfrente de unos cuantos amigos tuyos. Ninguna chica lo haría. Pero sus dígitos no son el objetivo todavía. El objetivo es establecer una conversación abierta con ella que ponga un ambiente divertido y juguetón. Y actuar como que sólo estoy bromeando. Realmente no me importa su número. Hasta ahora, he hecho dos cosas aquí. He aumentado su nivel de comodidad conmigo al de un amigo. Ella y yo ahora tenemos cierta complicidad.

La próxima vez que la vea, puedo andar hasta ella, rodearla con mi brazo y continuar con mi típica conversación “Tú serías una buena novia para mí”. Y yo haciendo todo en plan “es broma”. ¿Quería realmente su número? ¿O sólo estaba divirtiéndome de broma? ¿Estaba ligando con ella o no? Ella no tiene ni idea. Entonces la siguiente noche que vayamos allí otra vez:

Ella: (riéndose) ¡Oh no! ¡Otra vez tú no!
Zan: ¡Stephanie, mi amor! Oye, siento no devolverte tu llamada de anoche. Ya sabes como es esto. Soy un chico ocupado.
Ella: (jugando) Sí, estoy muy enfadada por eso.

Esto hace que la mesa entera se ría, incluyendo a ella. Y todo vuelve a empezar. Más tarde:

Zan: Sabes qué, Stephanie. Eres un desastre como novia.
Zan: De hecho, no puedo ni siquiera recordar la última vez que tuvimos sexo… Eso es todo. Hemos terminado.
Zan: (señalando a otra camarera) Ella va a ser mi nueva novia.
Zan: (jugando con mi teléfono) Ahora has sido degradada de Llamada Caliente #1 a Llamada Caliente #10
Ella: (riéndose) No por favor, haré lo que quieras para compensártelo.

Y más tarde todavía:

Zan: (gestos para que ella venga y señalando mi rodilla) Stephanie, ven y siéntate. Te voy a contar un cuento para dormir. (sonrisa, guiño)

Jaja, he usado esa última frase durante años. Es oro. Algo de esto podría ser muy obvio para algunos de vosotros. Pero estoy siendo muy detallista en mi descripción de lo que hago porque pienso que algunos chicos no saben realmente cómo ser divertido y juguetón. Y algunos de vosotros estaréis probablemente pensando, “Ok, ¿ahora qué? ¿Cómo pasas de ser un tío divertido y vacilón al estado más serio, romántico, sexual?” Simple realmente. Basta con encontrar el momento apropiado, para hablar con ella tranquilamente a solas. Recuerda poner tu mirada seductora y mirarla con pasión:

Zan: (NO más divertido y juguetón) Stephanie, ¿quieres que te llame?
Ella: Sabes que tengo novio.
Zan: Eso no es lo que te he preguntado. ¿Quieres que te llame?
Ella: Tentador, pero no puedo…
Zan: Escápate conmigo, preciosa. Te llevaré más alto por las laderas del Parnaso que donde tú nunca has estado. Nunca habrás vivido nada igual… etc.

De hecho, todo lo que acabas de leer realmente ocurrió el pasado jueves y viernes por la noche conmigo y una camarera llamada Stephanie. Fácilmente la chica más espectacular que he visto en mucho tiempo. El jurado todavía está decidiendo. Pero ella no tiene la menor duda sobre mis intenciones. A mis amigos ella los ve como chicos buenos. A mí no. Ella sabe que cualquier interacción conmigo va a ser apasionada desde el principio. Y ahora ella puede elegir aceptarlo o rechazarlo.

La verdad es que ella podría rechazar muy bien mis intentos. Pero eso no importa. Ella no me olvidará pronto. Y puedes estar seguro de que todas las otras camareras saben todo sobre las cosas que le dije. Muy bueno. Especialmente porque le he dicho casi exactamente las mismas cosas del mismo modo a todas las otras camareras de ahí (incluyendo a las feas). Y seguiré haciéndolo – justo delante de Stephanie.

El efecto global es la prueba social. Cuando tú entras, el lugar es tuyo. Le haces una señal a la camarera para que venga, señalas tu mejilla y dices “Hey, cielo, ¿dónde está mi beso?” Nadie está intimidado porque les tratas a todas de la misma manera. En este pub, hay 4 camareras que han venido a mi casa, hay 3 camareras menos atractivas que quieren hacerlo, y otras más que son proyectos en marcha (incluyendo a Stephanie). Y puedes apostar que todas saben sobre las demás. Pero lo digo otra vez, eso es muy bueno. Tu recorrido puede variar, pero por si te vale de algo…


Nota: Este estilo puede que no funcione para ti, pero para mí funciona perfectamente. De hecho, yo hago una variación de esta técnica sin importar con quien esté. Es decir, si estoy tomando café en un restaurante con una chica hermosa que acabo de conocer, hago esta técnica de la camarera igualmente. Muy poderosa – las pone en modo competitivo tanto si están interesadas en ti o no.


Posts relacionados:
Divertido y juguetón
Flirtear. Yo soy el PREMIO
Como si la conocieras
Nosotros enseñamos a los demás cómo tratarnos
Flirtear. Tú y yo, tarde o temprano…

About these ads

2 respuestas a Cómo seducir a una camarera

  1. Angelik dice:

    he encontrado buenos aportazos manes Tanks very

  2. dim dice:

    Tu estilo es fingir y hablar con una pared de algo que no concuerda con la realidad.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 75 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: